Me jubilo – Mi vida professional llega a su final.

Estimados amigos,

He estado ejerciendo como dentista durante 40 años de los cuales casi 30 en Marbella, España.

Durante estos años, he fundado una clínica dental con una clientela fiel, basada en la honestidad y precios justos. He ejercido como odóntologo general cuidando el estado oral de mis pacientes y también me especialicé en odontología estética – restaurativa sobre implantes, como mucho de vosotros ya sabéis.

Tenía la intención de retirarme el próximo año al cumplir los 70, pero la repentina aparición del Covic-19 y el cierre de la clínica durante dos meses y medio sin ningún tipo de ingresos o compensación económica con la posterior incertidumbre de la reapertura, ha sido como una llamada de atención. Esta pérdida podría conllevar años de recuperación y honestamente, no tengo ni tiempo ni energía.

Mi profesión esta considerada de alto riesgo. Estamos demasiado cerca de la boca de los pacientes y ciertos tratamientos producen aerosoles, por lo que dada mi edad y mis condiciones médicas puedo ser vulnerable si soy afectado por el Covic-19.

Aparte de todo esto, toda nuestra familia vive en Dinamarca: hijos, nietos, hermanos y padres. Con las complicaciones y restricciones internacionales derivadas del coronavirus solo podemos pensar en lo poco que vamos a poder verlos en los próximos años.

Teniendo en cuenta todo esto, he decidido retirarme un año antes de lo planeado. Es decir “Ahora”. Formaba parte de nuestro plan de jubilación volver a Dinamarca para estar más cerca de nuestra familia. Dejaremos España en nuestro coche junto con nuestros perros a finales de Agosto, para vivir en Aabenraa, donde permanecí hasta los 18 años. Es una encantadora ciudad cerca del mar rodeada de bosques y todas las instalaciones necesarias (centros comerciales, hospitales).

Debido a que este cambio de planes se ha producido tan rápidamente, no ha sido posible de encontrar a un sucesor para reemplazarme en el departamento dental o vender la clínica a otro dentista. Sin embargo, estoy trabajando en este proyecto y por ahora me mantengo cómo asociado en Marbella Medical and Dental y mi compañero Dr. Sabi Visky sigue trabajando como antes.

Para cumplir con la ley de protección de datos establecida, voy a mantener todos los ficheros dentales. Si alguno de ustedes necesitasen alguna vez algun tipo de información sobre tratamientos previos, por favor, envíenme una solicitud en el formulario de contacto de esta página y les enviare un enlace a sus archivos para que puedan acceder y descargar toda la información necesaria.

Siempre les estaré profundamente agradecido, por la confianza y lealtad que he recibido y os echaré de menos. Mi trabajo, ha supuesto para mi mucho más que eso, y estoy seguro de que me llevará algún tiempo para acostumbrarme de no poder usar mis conocimientos y experiencia en odontología y obviamente mi vida social ya no estará integrada en mi vida profesional.

También me gustaría de aprovechar esta oportunidad para agradecer a mi querida esposa Annette el haber permanecido durante todos estos años siempre a mi lado en los buenos y malos momentos, sin ella nunca hubiese conseguido todo mis logros profesionales como dentista. Ella siempre ha apartado sus propias necesidades para el bienestar del paciente y asistirme a mi cómo dentista. Por lo que es merecedora de esta jubilación más que nadie.

Gracias por el tiempo compartido y no desatendais vuestros dientes. Buscad otro odóntologo que os agrade y mantened vuestros controles periódicos y haced todo lo posible de manteneros seguros y sanos.

Carl Rosenvold.

Por favor, revisad la página http://www.dr-rosenvold.com de vez en cuando, ya que iré actualizando los contenidos y si necesitáis de contactarme por cualquier motivo, podéis complementar el formulario de abajo y os responderé a la mayor brevedad posible.